Bulldog Americano: Un Guardián En Tu Casa

Bulldog Americano
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¿Buscando un perro leal, fuerte y atlético que cuide ti y tu familia? El bulldog americano es el candidato ideal. Este perro activo y deportivo será el mejor amigo para caminatas largas, para salir a corre, para tus salidas de excursionismo o para tus hijos que quieren jugar todo el día.

Es un compañero confiable, inteligente y deportivo. Sin embargo no todos los perros son iguales es por ello que quieres conocer más a fondo a esta raza para saber si cumple con tus requerimientos y poder cuidarlo adecuadamente. Comportamiento, aseo, alimentación, ejercicio y todo lo que necesitas saber aquí.

Características generales del bulldog americano

Características físicasTamaño grande, robusto, musculoso, cabeza grande, mandíbulas fuertes, orejas caídas y cola larga
PesoMacho: 23-25kg
Hembra: 18-23kg
AlturaMacho: 50 a 65 cm
Hembra: 52 a 61 cm
Tipo de peloCorto y liso
TemperamentoProtector, valiente, confiable, leal
Nivel de energíaElevada
Necesidad de atención/sociabilizaciónModerada
Esperanza de vida10 a 16 años




Origen de los bulldogs americanos

El origen del bulldog americano se remonta a su antepasado el “Old English Bulldog” que fue traído a América del Norte por emigrantes de la clase trabajadora para ayudar en los trabajos de granjas. Gracias a sus fuertes mandíbulas y musculas construcciones eran utilizados principalmente en la caza de cerdos salvajes (una especie invasora no nativa de Estados Unidos).

Después de la Segunda Guerra Mundial la raza estaba casi extinta hasta que John D. Johnson y Alan Scott, tomaron los mejores ejemplares con el objetivo de revivir la raza. En su honor se nombraron dos razas de bulldogs americanos el estándar (Johnson) y el clásico (Scott). Actualmente la mayoría de los perros que existen son una mezcla de ambos tipos.

Ahora los bulldogs americanos son utilizados como perros protectores, trabajadores o como mascota familiar.

Apariencia

Este can se diferencia bastante del clásico bulldog inglés, pues es más alto y delgado. Su altura puede llegar a los 65 cm y pueden pesar de 23 a 25 kg los machos y 18 a 23kg las hembras.

Es un perro imponente, con un cuerpo musculoso, robusto y fornido. Su cabeza es grande y cuadrada, con una mandíbula fuerte, labios caídos y orejas rosadas y dobladas.

Otra diferencia con respecto a otros perros de la raza, es su cola larga y erguida, que es más gruesa en el inicio y puntiaguda al final.

Su pelaje es corto y suave. Generalmente está compuesto de dos colores como café con blanco, negro con blanco y café atigrado con blanco.

Comportamiento

Lejos de lo que pueda parecer por su apariencia los bulldogs americanos son unos perros inteligentes y cariñosos, muy leales a su dueño. Sin embargo requiere de una sociabilización y entrenamiento temprano para adaptarse a otras mascotas de la familia y no ser hostil con extraños. En este aspecto pueden aprender y ajustarse fácilmente, pero necesitan de un líder determinado y paciente, por lo que no es recomendable para primerizos.

Este tipo de can necesita de constante ejercicio y estimulación, pues un perro lúdico, atlético que debe gastar su energía para evitar que se vuelvan destructivos y mastiquen cosas que no deberían.

Por sus grandes necesidades de ejercicio son una opción excelente para corredores, caminantes, excursionistas, ciclistas y patinadores.

Además son excelentes perros guardianes, que son capaces de morir con tal de defender a su dueño. También son muy trabajadores por lo que son apropiados para el trabajo de granja o campo.

Alimentación

La comida para esta raza debe cumplir con los requerimientos de un perro grande y atlético. Por lo que se recomienda una formula para razas activas que tenga como primer ingrediente carne.

La proteína es sumamente importante para cualquier can, pues ayuda a la construcción y mantención de músculos fuertes. Se debe elegir una proteína de origen animal que puede ser de res, ave o pescado. Un alimento seco para tu bulldog americano debe contener al menos un 30% de proteína.

Las grasas otorgan energía y brindan los ácidos grasos esenciales para el buen funcionamiento del cerebro, piel y pelaje. Esta debe ser de al menos un 20% y de preferencia de origen animal.

En cuanto a los carbohidratos se debe optar por granos enteros que aporten nutrientes esenciales y fibra.

La cantidad de comida para un bulldog americano depende de su tamaño y actividad física, pero como recomendación general es de 4 tazas de comida al día, repartida en 2 porciones.

Ejercicio

Esta es una raza con grandes necesidades de ejercicio y estimulación mental. Si tiene una familia activa el bulldog americano encajara perfectamente. Mantenerlos inactivos, puede provocar ansiedad, aburrimiento y comportamiento destructivo.

Debe darle a su mascota de una a dos horas de ejercicio libre al día. Las actividades puedes incluir caminar, trotar, perseguir pelotas, trabajo de granja o entrenamiento avanzado.

Aseo

El bulldog americano es un perro que bota pelo moderadamente todo el año. Por lo cual se debe cepillar semanalmente para eliminar el pelo muerto y distribuir los aceites en la piel.

Además debes cepillar sus dientes a menudo, pues tienden a desarrollar problemas en ellos. Una buena pasta para dientes otorgara una buena salud dental y un aliento fresco.

Finalmente no olvides cortar sus uñas cada 3 o 4 semanas.

Cuidados

La mayor exigencia que tiene un bulldog americano con respecto a su cuidado, tiene que ver con cubrir sus necesidades de gasto de energía. Es un perro atlético, musculoso, que necesita mantenerse en movimiento para tener una buena salud física y mental.

Por lo mismo, no es un perro recomendado para departamentos, pues requiere de un espacio grande donde correr y jugar.

Además de eso, es un perro que babea mucho, por lo que debes procurar limpiarle su baba cada tanto, para evitar que la deje esparcida por toda la casa.