Bulldog: Todo Acerca del Mejor Perro de Compañía

Bulldog
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Leal, confiable y amigable, probablemente no encontrarás un tan buen amigo como un bulldog. Y es que un perro no es una mascota, es un compañero, un miembro de la familia. Es por ello que buscas uno que se apropiado para ti y que se adapte a tus condiciones. Conoce todo lo que debes saber sobre los bulldog. Cuidados, aseos, nivel de actividad, alimentación, origen y todo lo que necesitas entender para cuidar a tu nuevo mejor amigo.

Características generales del bulldog inglés

Un vistazo rápido acerca de las características del bulldog ingles:

Características físicasTamaño medio, musculoso, robusto, cara arrugada y pliegues en la piel
PesoMacho: 23-25kg
Hembra: 18-23kg
AlturaDe 31 a 40 cm
Tipo de peloCorto y liso
TemperamentoDócil, amigable, manso
Nivel de energíaRelajado
Necesidad de atención/sociabilizaciónModerada
Esperanza de vida8 a 12 años




Tipos de Razas

Si mencionamos la palabra bulldog, probablemente venga a tu cabeza la imagen de un perro de contextura densa, cabeza grande con muchos pliegues y color blanco con café, como el que mostramos en la imagen superior. Este perro es el denominado «bulldog», «bulldog inglés» o «bulldog británico», siendo una de las razas que actualmente existen de este perro. Es el más común y conocido dentro de esta categoría.

Sin embargo existen muchas otras razas que fueron surgieron gracias al pasar del tiempo, la exportación y los diferentes cruces de razas. Aquí tienes algunas de las populares:

  • Frances

    Bulldog Francés

    De talla pequeña pero gran corazón, conoce a estos regalones de orejas erguidas.

  • Bulldog Americano

    Bulldog Americano

    Fuerte, robusto, musculoso y atlético, este can sera tu mejor amigo en tus actividades deportivas.

  • Bulldog Austrlaiano

    Bulldog Australiano

    Mas alto y delgado que su primo ingles, este can sera tu compañero del día a día.

Un poco más sobre el bulldog inglés

Antiguamente en Grecia una tribu conocida como los molossios criaba perros para el trabajo de ganado y guerra. De estos perros surgieron varias razas, entre las que se encuentra el bullenbeisser, los antepasados de los bulldog.

Estos perros con un aspecto distinto a los actuales, es decir, mas atléticos y fuertes, fueron criados originalmente para ayudar al carnicero a controlar el ganado, derivando de allí su nombre.

La practica se llamaba «cebo de toros», era considerado un deporte y se trataba de amarar al toro para que luego peleara con el bulldog hasta que este lo tiraba al suelo o moría en el intento. Se creía que esto mejoraba la calidad de la carne, haciéndola más tierna y nutritiva. En la edad media esta practica se popularizo tanto, que incluso en Gran Bretaña estaba prohibido vender carne sin haber sido cebada.

Este barbárico deporte siguió por más de 300 años, hasta en 1835 que se creo una ley contra la crueldad animal que prohíbo el cebo de toros. Esto disminuyo drásticamente el número de bulldogs pues ya no eran necesarios. Sin embargo su raza fue salvada de la extinción gracias a exportación a los Estados Unidos y Alemania. En el país americano eran usados para trabajar en la cría de cerdos y ganados, mientras que en Alemania se cruzaron para crear a los boxers.

Apariencia

El bulldog inglés se caracteriza por ser un perro de contextura densa, gruesos hombros, cabeza grande en proporción a su cuerpo y pliegues en su frente. En su cara achatada tiene un hocico poco pronunciado con pliegues que hace ver sus labios caídos. Sus ojos son redondos de color negro o café oscuro. Suelen pesar entre 23 a 25kg los machos y de 18 a 23kg las hembras, con altura promedio de 31 a 40 cm.

En cuanto a su pelaje es corto y liso siendo el tono mas usual café con manchas blancas. Aunque este es el más conocido también existen en negro, blanco, café claro o obscuro y atigrado.

El bulldog es de las pocas razas de perros con una cola corta. Esta puede ser recta o rizada, pero es poco común que sea larga.

Comportamiento

Los bulldog son perros juguetones, sensibles y dulces. Es una excelente mascota familiar, pues tienden a formar fuertes vínculos en especial con sus amos o niños.

Requieren de una atención social constante, pues son muy cariñosos.

Alejados de su mal origen, no son perros agresivos, aunque conservan el coraje que les permite ser una excelente alternativa como perro guardián.

Se suelen llevar bien con otras mascotas de la familia, aunque pueden ser algo hostiles con animales desconocidos.

Según expertos en obediencia canina los bulldogs han sido calificados como una de las razas de perros menos inteligentes, quedando en el puesto numero 78 de un total de 80.

Alimentación

La proteína es la base de la alimentación de cualquier perro, pero en especial para una raza de mayor densidad como el Bulldog. Es lo que permite la construcción de músculos saludables de cachorro y permite mantener la masa muscular magra en el adulto.

Los carbohidratos proporcionan energía, fibra y nutrientes esenciales. Se recomienda el uso de granos enteros, verduras y legumbres. Sin embargo si su perro no soporta los granos, puedes eliminarlo de su dieta.

Las grasas siempre deben mantenerse bajas pues es un perro que tienden a engordar lo cual puede producir una sobrecarga en las articulaciones.

Se recomienda comprar un alimento para perro seco comercial que tenga como primer ingrediente carne, evitando la soya pues algunos perros se vuelven alérgicos. Están son algunas recomendaciones según la edad del perro:

  • Para cachorros: la composición del alimento debe considerar un mínimo de 22% de proteínas y un 8% de grasas, para impulsar el crecimiento y desarrollo.
  • Para adultos: a los 12 meses es recomendable cambiar su alimentación a un entre 24 a 30% de proteínas y un máximo de 12 a 16% de grasas.
  • Adulto mayor: para su compañero de edad avanzada es recomendable bajar la cantidad de grasa y priorizar las proteínas para evitar la obesidad.

Ejercicio

Esta no es una raza atlética y algunos ejemplares pueden ser algo perezosos. Sin embargo requieren de una actividad moderada que les ayude a mantenerse activos y evite el sobrepeso.

Lo ideal es una caminata ligera de 15 minutos, evitando las horas de sol intenso pues suele causarle problemas para respirar por su la forma de su hocico más corto que otras razas.

Aseo

El mayor cuidado que requiere un bulldog tiene relación con sus arrugas. Están deben permanecer limpias y secas puedes de lo contrario pueden causar irritación o infección. Para limpiarlas puedes utilizar una bola de algodón o un paño húmedo. Luego debes secarlas evitando que la humedad quede entre los pliegues. Esto también se aplica a su cola, la cual por estar apegada a su cuerpo es propicia a guardar suciedad.

Además de eso, es recomendable cepillar su pelo con un cepillo suave por 10 minutos dos o tres veces a la semana.

También debes llevarlo al veterinario para cortar sus uñas cada dos semanas.

El bulldog no suele desprender demasiado pelo, aunque puede haber mayor caída en primavera y otoño.

Cuidados

Como lo mencionamos anteriormente los bulldog son una raza de perro que tiende a subir de peso fácilmente, por lo que debes controlar la cantidad de comida que consumen para evitar un deterioro en su estado físico.

Además, son una raza sensible al calor, pues su acortado hocico no les permite respirar con facilidad. Es por ello que durante las horas de calor más intenso se deben resguardar del sol y si es posible, permitirles estar cerca de un ventilador que los refresque.

No son perros aptos para el nado, pues su cabeza maciza, torso solido y piernas cortas limitan su capacidad para permanecer sobre el agua, por lo que se deben mantener alejados de piscinas.